Posted on

tipo de cannabis

Tipo de cannabis

Muchas personas deciden medicarse con una combinación de diferentes cepas. Los efectos euforizantes de las variedades sativa las convierten en una mejor opción durante el día, cuando es deseable mantenerse despierto, mientras que los efectos relajantes de las variantes indica a menudo las hace más adecuadas para su consumo por la tarde y la noche. Las variedades híbridas pueden ofrecer lo mejor de los dos mundos a muchos pacientes, pero pueden resultar menos adecuadas para otros.

Las variedades Cannabis Indica suelen tener un efecto sedante, con una sensación de ‘colocón’. Esta sensación tiende a centrarse en el cuerpo, que se relaja al tiempo que se reduce la tensión muscular. Las variedades indica son las más efectivas para tratar los espasmos musculares y los temblores (por ejemplo, los causados por la esclerosis múltiple y la enfermedad de Parkinson), el dolor crónico, el anquilosamiento y la hinchazón de tipo artrítico y reumático, el insomnio, la ansiedad y los trastornos relacionados.
En este contexto, un contenido de CBD de cerca del 1% podría considerarse comparativamente elevado, mientras que una variedad con un bajo contenido en cannabidiol contendría un máximo de 0,6% de CBD.

Los híbridos o cruces entre variedades indica y sativa hacen gala de características de ambos tipos de cannabis. Para algunos pacientes, representa una ventaja, especialmente cuando se medican con cannabis para aliviar el dolor crónico, un uso para el que tanto las cepas indica como sativa son adecuadas. Combinar genes de sativa con una variedad indica puede contribuir a la claridad mental y reducir los efectos sedantes, mientras que añadir indica a una sativa puede reducir la tendencia ocasional de las sativa puras a estimular la ansiedad.
La mayoría de variedades de semillas cultivadas por profesionales contienen genes tanto de indica como de sativa.
Las variedades Cannabis Sativa ofrecen un efecto cerebral, euforizante o de ‘subidón’, experimentado tanto por la mente como por el cuerpo. Estas variedades son las más efectivas para el tratamiento de las náuseas (por ejemplo, las causadas por la quimioterapia o la medicación para el VIH/SIDA), la estimulación de apetito, el tratamiento de la migraña, la depresión, el dolor crónico y síntomas similares.
Las variedades indica generalmente tienen un contenido de THC de medio a elevado, así como un contenido de CBD comparativamente elevado. Las variedades sativa normalmente tienen un nivel de THC de medio a alto y un contenido de CBD relativamente bajo.
También es importante recordar que del mismo modo que las características psicológicas de cada persona son distintas, la experiencia subjetiva de usar cannabis medicinalmente también es diferente para cada una.
En términos de efectos medibles sobre el cuerpo, y de la investigación sobre ellos, los dos principales cannabinoides son el THC (tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidiol).

Utilizar un cannabis medicinal (también conocido como marihuana de uso médico) puede ser una decisión sencilla de tomar. Elegir qué variedad de cannabis es mejor para un individuo o una afección en concreto puede resultar más complicado. Muchos pacientes nunca han probado o cultivado el cannabis antes de descubrirlo como medicina.

¿Sabes cuál es la mejor variedad de cannabis medicinal para ti? Conoce las diferencias entre Sativa e Indica, además de entre recreativa y medicinal.